jueves, 12 de abril de 2012

VINIERON LOS SARRACENOS Y NOS MOLIERON A PALOS

Vinieron los sarracenos y nos molieron a palos,

que Dios ayuda a los malos

cuando son más que los buenos.

Es nuestro sino, nuestra cruz, un viernes de pasión eterno, al menos de trece años, y lo cierto es que el equipo dio la cara, con lo poco que tenemos nos batimos el cobre como jabatos , pero no fue el día de Tibú. Por mucho que sus hagiógrafos se empeñen, el gol de falta no fue un lanzamiento excepcional , hasta mi abuela que no era aficionada al futbol no encajaría un gol por el lado del portero. El segundo por más que el presuntuoso, ¿guapo? y rico, nos quiera vender sus jamones, tampoco es un obús, otra vez Tibú tuvo su noche negra. Del tercero ¿qué decir?, ese árbitro de dulce apellido, gesto autoritario y fiel seguidor de la ley de la compensación, se acordó que en el descanso alguien le había dicho que Godín había acariciado a Pepe, en vez de darle una medalla ( ya era hora que ese caníbal impresentable recibiera jarabe con su propia medicina) le tenía marcado y de un empujoncito sacó un penalti para acabar de matarnos. Fue el tiro de gracia, a partir de ahí más de lo mismo, un equipo con corazón y poca cabeza intentando lavar la cara al resultado y recibiendo un nuevo mazazo que da la impresión de una superioridad que no fue para tanto.

3 comentarios:

Jorge B. Ortiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge B. Ortiz dijo...

ahh... se me ha borrado... iba diciendo que cómo sois los atléticos, el mejor partido en años, además contando el trozo de partido que no fue afanado por el estamento arbitral y os veo más hundidos que en mucho tiempo...

yo, por mi parte, me arrepiento de esa X que puse en la quiniela, en el próximo derbi mi pronóstico será colchonero... como dice el Cholo "alguna vez será"...

Anónimo dijo...

Es verdad, cierto espíritu derrotista nos ronda a los atléticos. Yo ayer tenía claro que íbamos a perder, así que no me puse ni nerviosa.

Ahora lo importante es ganarle la eliminatoria al Valencia y que Jorge nos invite a otra tarta para ver la final.